Cómo convertir ideas en negocios?

Generación de Ideas

Para que una idea pueda convertirse en un verdadero negocio debe satisfacer una necesidad real del mercado. Para que la empresa que desarrolle la idea tenga éxito debe conseguir diferenciarse de las demás empresas del sector e idealmente poseer algo que la haga única.

La necesidad detectada es una oportunidad. La idea de un negocio surge al descubrir de qué manera se puede satisfacer esa necesidad obteniendo ganancias. En general la idea seleccionada por el emprendedor responde a una necesidad actual o potencial de alguna persona. Al momento de evaluar la vialidad de la misma y su posterior desarrollo es importante pensar las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué necesidad la idea intenta satisfacer?
  • ¿Quienes sienten esa necesidad?
  • ¿Qué productos o servicios satisfacen actualmente esa necesidad?
  • ¿Quienes estarían dispuestos a pagar para lograr la satisfacción de esa necesidad?, ¿Cuanto pagarían?

Diferenciación

Para prolongar al máximo la vida útil del negocio y su vigencia en el mercado es requisito fundamental la diferenciación. Las características diferenciadoras de productos o servicios se originan en el precio y la calidad de los mismos, en los beneficios extra, como puede ser el servicio de post venta, o mediante una innovación. Es esencial el concepto de diferenciación, el hecho de carecer del mismo implica una reducción acelerada de la rentabilidad esperada originada en la necesidad de captar clientes, lo cual generará dificultades en la recuperación de la inversión y hasta en la cobertura de los costos. Los métodos de diferenciación más comunes son:

  1. Diferenciación del producto. En el cual la empresa se diferencia de sus competidores mediante la utilización de la imagen de sus productos, según sus materiales, diseño, características de seguridad, comodidades, etc.; se resaltan los atributos de los productos en contraste con los de la competencia con el fin de posicionarse entre los consumidores como el mejor producto.
  2. Diferenciación del servicio. Mediante el cual se persiguen ventajas competitivas a través de la eficiente forma de prestación de los servicios de soporte al producto, como por ejemplo la entrega, instalación, reparación, el asesoramiento y capacitación.
  3. Diferenciación del personal. Consistente en la diferencia generada por el personal de la empresa; al cual se lo selecciona, contrata y capacita, con el objetivo de que preste mejores servicios que los de la competencia; especialmente aquellos que tendrán contacto directo con los clientes y demás personas ajenas a la empresa.
  4. Diferenciación de la imagen. La imagen de la empresa o de la marca se diferencia de las demás en el mensaje que transmite, singular y distintivo, comunicando los principales beneficios de sus productos. Los símbolos, colores, tipografías, etc. conllevan al reconocimiento de la empresa y a la diferenciación de la imagen.

Desarrollo de ideas ajenas

No siempre es necesario partir de una idea nueva para el despliegue de un negocio propio. Si bien iniciar una empresa desde la nada y a partir de una idea personal suele ser más gratificante, existen alternativas que permiten iniciar un negocio partiendo de otro que ya está funcionando. A saber:

  1. Asociación a un negocio en marcha. Esta alternativa permite acceder a una actividad ejercida por una empresa que ya cumple con los requisitos legales para funcionar, ya posee clientes, proveedores, personal y equipamiento. Por lo general la inversión de entrada suele ser significativamente menor al montaje personal del mismo negocio. Las dificultades presentadas en esta opción consisten en la búsqueda y evaluación de la empresa y de los socios que la integran.
  2. Comprar un negocio en marcha. La adquisición de un negocio trae aparejadas las mismas ventajas que la asociación, pero implica una inversión e independencia mayor. Los riesgos de esta alternativa se originan a partir del análisis del precio del negocio a adquirir ya que el mismo incluye, además del costo del local, instalaciones, equipos y demás bienes, conceptos intangibles como la marca, la clientela, patentes, y el flujo de ventas futuras.
  3. Obtener una franquicia. Básicamente una franquicia es el derecho obtenido a través de la adquisición de una licencia para reproducir un negocio ya establecido a cambio de un pago inicial y los posteriores pagos de un porcentaje de las ventas. Entre las ventajas presentadas por esta opción se encuentran la obtención de tecnología, productos y marca ya probada por otros emprendedores. Las posibles desventajas que pueden presentarse (y que no son expuestas por quienes las franquicias venden) pueden ser el elevado precio de entrada y los porcentajes sobre ventas, la limitación en cuanto a las posibilidades de crecimiento y desarrollo empresarial estando las mismas limitadas por la empresa franquiciante.
  4. Comprar una licencia. Una licencia es un derecho a utilizar una marca para colocar sobre un producto y realizar su comercialización. A diferencia de las franquicias el negocio se maneja en forma independiente y solo se le paga al dueño de la marca por su uso. Esta práctica empresarial es especialmente popular en las ramas de indumentaria, calzados y juguetes.

Independientemente de cual sea el origen de la idea que el emprendedor quiere convertir en un negocio debe tener siempre presente que la realización de la misma depende de su análisis racional y de la perseverancia en la realización de cada tarea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s