El personal y su rol fundamental en cada empresa

Cada empresa debe tener el personal que necesita. Los empleados son un factor clave del éxito, son ellos los que hacen que las cosas funcionen. Es fundamental saber delegar, no es conveniente concentrar todo el trabajo en una persona, incluso si se trata de uno mismo; es importante tener confianza en el personal, por lo que se hace necesario buscar a las personas adecuadas, capacitarlas y permitir que tomen decisiones.

Al momento de seleccionar el personal se debe tener en claro para qué se lo necesita, la cantidad y calidad de recursos humanos se determinan basándose en las funciones que se realizan en cada empresa. Es sustancial saber quiénes son las personas, qué calificaciones tienen y de qué modo la empresa podrá satisfacer sus necesidades.

Búsqueda y selección

Una vez definido el perfil de los empleados que se necesitan (job description), comienza el proceso de búsqueda y selección. Las fuentes para la búsqueda son varias, entre ellas se puede recurrir a los contactos personales o familiares, ex-compañeros de estudio o trabajo, consultoras, avisos clasificados, internet o universidades, personal de empresas competidoras, etc.

Habiendo obtenido contactos con varias personas interesadas en el trabajo se debe hacer una primera selección para luego entrevistar personalmente a aquellos que más se aproximen al perfil buscado.

Las entrevistas permiten conocer a las personas y evaluar con los sentidos las aptitudes que ellas manifiestan tener para el trabajo al que aplican; la postura y movimientos corporales, las gesticulaciones, el tono de voz, la velocidad al hablar y de respuesta, las palabras utilizadas son en muchos casos aún más importantes que lo que las personas transmiten verbalmente; de hecho los mensajes no verbales tienen una porcentaje de participación superior al 90% en todas las comunicaciones.

Además de la impresión general que los candidatos produzcan, es necesario tener en cuenta ciertas características a evaluar referentes a los antecedentes laborales, los estudios formales, las cualidades, las motivaciones y expectativas de los aplicantes. De ser posible, ya que aporta mucho más a la evaluación, se debe poner a prueba al candidato, para verificar sus conocimientos del oficio o comprobar sus estudios realizados.

Capacitación y entrenamiento

Es primordial tener en cuenta que, independientemente de las experiencias que tengan las personas que se contraten, ningún negocio es exactamente igual a otro, por lo tanto será necesario dedicar el tiempo indispensable para entrenar a las personas en las tareas en las que deberán desempeñarse. Puede, también, dependiendo siempre del tipo de negocio y los conocimientos que este requiera, dedicar un tiempo para la capacitación del personal antes de iniciar la actividad económica.

Más allá de la experiencia, entrenamiento y capacitación del personal; siempre habrá un período de adaptación hasta que el personal rinda de manera óptima.

Aspectos legales

Los aspectos vinculados a las relaciones de dependencia están legislados en la República Argentina por la Ley 20.744 de Contrato de Trabajo, esta reglamenta la relación contractual entre empleado y empleador. Esta ley, sus modificatorias y reglamentos protegen a los trabajadores en cuanto a su remuneración, despidos, horarios de trabajo, salud, accidentes, vacaciones, trato, licencias, etc.

Para cada actividad existen, además, organizaciones sindicales que representan los intereses de los trabajadores y acuerdan con las entidades empresariales los denominados “convenios laborales” que son regulaciones laborales específicas para cada actividad.

El sueldo de un empleado es considerado, generalmente, como un costo de comportamiento fijo (aunque es posible asignar una parte variable dependiendo de las horas trabajadas o de las ventas realizadas) y no puede dejar de pagarse desde iniciada la relación laboral, aún cuando no ingrese dinero en la empresa.

El sueldo neto es el que recibe el empleado en mano. El sueldo bruto es aquel que surge de la adición al neto las cargas sociales y las retenciones que legalmente deben efectuarse. Las cargas y retenciones se componen por los aportes y contribuciones al régimen de la seguridad social, y al de obra social y además la cobertura de la aseguradora de riesgos de trabajo; además pueden incluir, dependiendo de la actividad y de la opción de los empleados por inscribirse o no, aportes y/o contribuciones a organizaciones sindicales.

La ley contempla además, el pago de vacaciones, sueldo anual complementario, y licencias pagas que serán costos para la empresa sin retribución de servicios los cuales para su correcta apropiación a los costos mensuales deberán ser prorrateados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s